georradar georadar

5 claves sobre la técnica del georradar

CONOCE MÁS SOBRE LA TÉCNICA QUE HA SUPUESTO UNA REVOLUCIÓN EN CAMPOS COMO LA ARQUEOLOGÍA.

La técnica de georradar o georadar, ambas opciones aceptadas, se ha convertido en una de las técnicas más eficaces y utilizadas en la ingeniería geofísica, siendo un recurso cada vez más incorporado por su eficacia en campos como la arqueología, la obra civil y el medio ambiente.

Sin embargo, poca gente conoce el funcionamiento de esta técnica más allá de las empresas que las utilizan y las personas cuyos trabajos se han visto relacionados con este método de prospección no invasiva.

El GPR ha supuesto un gran avance en campos como la construcción o la arqueología al no ser necesario el uso de otras técnicas intrusivas.

Por ello, queremos responder a algunas de las preguntas que más se hace la gente sobre el georradar:

1. ¿Qué es un georradar?

El georradar es un método de prospección geofísica que, mediante impulsos electromagnéticos de muy corta duración, entre 1 y 10 nanosegundos, en la banda de frecuencias de UHF-VHF (habitualmente entre 100 MHz y 1 GHz), permite realizar estudios y valoraciones del subsuelo o cualquier material que vaya a ser inspeccionado.

Los pulsos EM, nombre que reciben las ondas del georradar, y que se generan mediante una antena transmisora, viajan a través del subsuelo y vuelven a la misma antena. Si durante este viaje se encuentran con cambios en el terreno, ya sea cambios litológicos u objetos, se generan señales, llamadas reflexiones bajo, la línea de desplazamiento de la antena.

Estas reflexiones generadas por la onda están condicionadas por el contraste de dos parámetros físicos: la constante dieléctrica o permitividad y la conductividad eléctrica, la cual varía en función del material u objeto.

grafico geozone georradar
grafico geozone georradar
Tabla datos de referencia de la permitividad/ conductividad eléctrica
y velocidad de propagación asociada a materiales comunes:
MaterialPermitividad (adimensional)Conductividad (mS/m)Velocidad (m/ns)
Aire100.3
Aguadulce800.50.033
Agua de mar803000 (máx.)0.01 (mín.)
Arena seca3 – 50.010.15
Arena saturada20 – 300.1 – 10.06
Caliza4 – 80.5 – 20.12
Pizarras5 – 151 – 1000.09
Limos5 – 301 – 1000.07
Arcillas5 – 402 – 10000.06
Granito4 – 60.01 – 10.13
Sal seca5 – 60.01 – 10.13
Hielo3 – 40.010.16 (máx.)

«Esta técnica se ve limitada en algunas ocasiones como pueden ser las fuentes de alta tensión o los suelos muy conductivos«

2. ¿Cómo funciona un georradar?

Los georadares emiten ondas electromagnéticas (pulsos EM) hacía el suelo que son recibidos por la misma antena que los emite.

El GRP, como se conoce por sus siglas en inglés (Ground Penetrating Radar) lee dichas señales y las interpreta a través de un radargrama, en el cual un técnico puede observar las características del terreno a través de la información recogida por la onda. Este sistema interpreta el tiempo de respuesta de la señal para traducirla a profundidades reales.

Estos radiogramas pueden realizarse tanto en 2D como en 3D a través de diferentes programas de procesados específicos, lo que hace de esta tecnología una herramienta muy útil tanto en geotecnia, como en obra civil, arqueología, cartografía o incluso en aplicaciones de preservación medioambientales.

Sin embargo, esta técnica se ve limitada en algunas ocasiones como pueden ser las fuentes de alta tensión o los suelos muy conductivos, que pueden atenuar totalmente la señal, así como sucede con la presencia de agua salada o arcillas, que disminuyen de manera significativa la adquisición de datos de calidad por parte del geo-radar.

Electromagnetics-Ground-Radar-Geozone
Ingeniero de Geozone realizando un proyecto de georradar

3. ¿Quién sabe usar un georradar?

Para poder sacar el máximo partido a un georradar es importante tener una base formativa en diferentes campos como la física y la informática, para poder interpretar los datos, y según el objetivo del trabajo, tener conocimientos en geología, arqueología o la obra civil.

Si bien es cierto que los fabricantes de los diferentes sistemas de GPR están centrando sus esfuerzos en producir sistemas más simples que puedan ser utilizados por operadores no expertos, el alcance de estos sistemas es bastante limitado, y más teniendo en cuenta que se trata de una inversión considerable.

Por ello, el perfil indicado para este tipo de labores sería el de un ingeniero geofísico que cuente con experiencia en la toma de datos y su posterior procesamiento e interpretación.

Existen antenas que permiten al georradar superar los 50 metros de profundidad.

4. ¿A qué profundidad máxima puede llegar la onda del georradar?

La relación entre la profundidad máxima de investigación y la resolución de la señal obtenida por el georradar viene marcada por la frecuencia de la antena. A mayor frecuencia, mejor resolución pero es menor la penetración de la señal y viceversa. Existen antenas que permiten al georradar superar los 50 metros de profundidad.

Georradar-Deteccion-Masiva-Geozone
Georradar detección masiva Geozone

5. ¿Qué ve un georradar en una montaña?

El georradar o GPR distingue cambios o variaciones en el subsuelo, como hemos comentado. Por ello, en el contexto de lectura de una montaña, probablemente este sistema ofrezca información litológica así como estatigráfica del terreno, pudiendo ver si fuese el caso cavidades y/o elementos enterrados, lo que ha permitido en los últimos años el descubrimiento de algunos yacimientos arqueológicos impresionantes.

Geofisica-Mineria-Recursos-Naturales-Geozone
Geofísica minería equipo de ingenieros Geozone

Geozone, más de 200 proyectos al año con la tecnología de georradar

En Geozone nos consideramos expertos de esta técnica puesto que realizamos una media de 200 proyectos anuales desde los últimos 15 años relacionado con el uso del georradar en cualquiera de sus aplicaciones, si bien es cierto que la obra civil es donde más se demanda dicho servicio.

En todo este tiempo, hemos tenido la suerte de colaborar en grandes proyectos como la localización y mapeado de la red de agua potable en Santiago, Chile, la localización de zonas oquerosas en L4-Diego De León, Madrid o el reciente descubrimiento de la tumba de Colón en el subsuelo del centro neurálgico de Valladolid.

En Geozone trabajamos con datos de alta resolución para la elaboración de informes técnicos aplicables a diferentes campos industriales como la obra civil, recursos energéticos, minería, patrimonio o medio ambiente.

Además, trabajamos con las mejores técnicas no invasivas en la planificación, desarrollo y control de proyectos en todo el planeta, buscando para todos nuestros proyectos y clientes la máxima calidad, flexibilidad, innovación y respeto por el ecosistema.

Esperamos que esta información haya resultado interesante y de ayuda. Si aun así tienes dudas, o necesitas saber más sobre lo que puede ofrecerte Geozone, no dudes en contactarnos para solicitar más información sobre nosotros o sobre el georradar y un técnico estudiará su caso.

Contacta con nosotros para más información



    Enviar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Contacto

    ¿Tienes alguna idea en mente? Siéntete libre de contarnos y nosotros encantados de responderte

    Mapa - Contacto - Geozone