Sísmicas

La sísmica se utiliza para obtener las propiedades elásticas del terreno, así como su morfología. Con ello se realizan los cálculos de los módulos elásticos del substrato, modelización de diferentes capas, informando fielmente de su disposición y ubicación.

 Los métodos sísmicos se pueden diferenciar por el tipo de ondas que se pretende obtener, el tipo de fuente energética, el tiempo de medida, etc. Con ello se puede realizar estudios de coeficientes dinámicos del subsuelo, estudios de vibraciones, sísmica de refracción o sísmica de reflexión.

Las aplicaciones más comunes son:

  • Determinación de ripabilidades del substrato
  • Valoración de estabilidad de taludes y deslizamientos
  • Estratigrafía del terreno
  • Modelización de estructuras geológicas
  • Determinación de densidad del subsuelo y Vs30
  • Testificación de pilotes.