Electro-Magnéticas

 

El principio del método electromagnético (EM) se basa en la respuesta del terreno a las ondas electromagnéticas. Las aplicaciones de este método son muy diversas, empleándose fundamentalmente en:

 

  • Campañas de ingeniería, construcción de carreteras y vías férreas:
    • estudio de los cimientos y lecho rocoso;
    • detección de sótanos, cables y tuberías;
    • determinación de las características mecánicas de las rocas
  • Presas y diques:
    • Localización de zonas saturadas y deslizamientos
    • Mapas de impactos
  • Gestión de aguas:
    • Estudio de fuentes de agua y su protección
    • Monitorización de fugas
  • Mapas geológicos:
    • Prospección de materiales y zonas de contacto
    • Determinación de zonas de fractura
    • Detección de cavidades
  • Agricultura:
    • Monitoreo de la calidad del suelo
    • Gestión de fertilizantes y zonas saturadas
  • Arqueología:
    • Detección de restos de muros, sótanos, bóvedas
    • Estudio detallado de yacimientos históricos (tumbas, asentamientos)
    • Localización de túneles y corredores en el subsuelo
  • Medioambiente:
    • Realización de mapas de plumas de contaminación
    • Detección, inspección y estudio de vertederos ilegales
    • Monitorización de fugas de plantas industriales y de agricultura