Exploración minera

La búsqueda de nuevos recursos mineros es uno de los principales problemas al que se encuentra el sector de la exploración. Los recursos se localizan dispersos en el territorio, concentrados y a profundidades variables.

La geofísica se adapta a toda la gama de necesidades de exploración, realizando investigaciones de grandes áreas con complejos métodos electromagnéticos transportados, magnéticos, gravimétricos, etc. Para localizarlos en un área específica y modelizar sus dimensiones utiliza sistemas sísmicos, electromagnéticos de dominio tiempo, eléctricos,  sistemas sísmicos; que aportan información y disposición de los recursos.

Con la geofísica  es posible barrer áreas enormes, en pro de búsqueda de recursos muy concentrados, como hidrocarburos, o minerales preciosos. Del mismo modo es posible, modelizar la disposición del recurso, profundidad, para valorar la viabilidad de la explotación. Como no es posible barrer toda el área, y realizar un mapeado a diferentes profundidades.